Ester Capítulo 6

Ester 6:1-2 AQUELLA noche se le fué el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias de las cosas de los tiempos: y leyéronlas delante del rey. Y hallóse escrito que Mardochêo había denunciado de Bigthan y de Teres, dos eunucos del rey, de la guarda de la puerta, que habían procurado meter mano en el rey Assuero.

Hay personas que se dedican tranquilamente a contar ovejas cuando no pueden conciliar el sueño. Cuando este rey no puede dormir, tampoco permite a otros hacerlo. Hace que los que están a sus órdenes trabajen a media noche repasando los documentos pasados de su gobierno.

Representa al Rey del Universo, que no duerme jamás y que está constantemente atendiendo a los asuntos relacionados con la humanidad.

Salmos 121:4 He aquí, no se adormecerá ni dormirá El que guarda á Israel.

Bigtana y Teres representan a la naturaleza pecadora y rebelde del hombre intentando derrocar al Rey del universo.

Mardoqueo, que representa a Yeshua, intervino y desbarató el malvado plan, de la misma manera que la muerte de Yeshua en la estaca de la ejecución frustró el plan de HaSatan para destruir a la humanidad.

Ester 6:3 Y dijo el rey: ¿Qué honra ó que distinción se hizo á Mardochêo por esto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales: Nada se ha hecho con él.

Han transcurrido cinco años desde este incidente con Bigtana y Teres. Mardoqueo aún tenía que recibir una recompensa por ello.

Una vez que se le ha llamado la atención al rey respecto a este descuido, éste actúa de inmediato para remediarlo.

Ester 6:4 Entonces dijo el rey: ¿Quién está en el patio? Y Amán había venido al patio de afuera de la casa del rey, para decir al rey que hiciese colgar á Mardochêo en la horca que él le tenía preparada.

¿Es que estas personas no dormían nunca? ¡Aquí tenemos a Amán visitando el palacio a media noche!

¡Qué momento tan poco oportuno! ¡Las cosas están a punto de trastocarse para Amán!

Mardoqueo no estaba dispuesto a inclinarse ante Amán, de la misma manera que Yeshua no se inclinó ante HaSatan.

Mateo 4:8-11 Otra vez le pasa el diablo á un monte muy alto, y le muestra todos los reinos del mundo, y su gloria, Y dícele: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dice: Vete, Satanás, que escrito está: Al Señor tu Dios adorarás y á él solo servirás. El diablo entonces le dejó: y he aquí los ángeles llegaron y le servían.

Ester 6:5 Y los servidores del rey le respondieron: He aquí Amán está en el patio. Y el rey dijo: Entre.

El rey está buscando a un consejero y a media noche, da la casualidad de que Amán está disponible.

Ester 6:6 Entró pues Amán, y el rey le dijo: ¿Qué se hará al hombre cuya honra desea el rey? Y dijo Amán en su corazón: ¿A quién deseará el rey hacer honra más que á mí?

El rey no entra en detalles respecto a la persona a la que quiere honrar. Amán está tan pagado de sí mismo que da por hecho que el rey se está refiriendo a él.

Recuerde que Amán representa al antimesías. HaSatan poseerá al antimesías porque HaSatan está lleno de orgullo.

Isaias 14:12-15 ¡Cómo caiste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas las gentes. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo, en lo alto junto á las estrellas de Dios ensalzaré mi solio, y en el monte del testimonio me sentaré, á los lados del aquilón; Sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Mas tú derribado eres en el sepulcro, á los lados de la huesa.

Proverbios 16:18 Antes del quebrantamiento es la soberbia; Y antes de la caída la altivez de espíritu.

Ester 6:7-9 Y respondió Amán al rey: Al varón cuya honra desea el rey, Traigan el vestido real de que el rey se viste, y el caballo en que el rey cabalga, y la corona real que está puesta en su cabeza; Y den el vestido y el caballo en mano de alguno de los príncipes más nobles del rey, y vistan á aquel varón cuya honra desea el rey, y llévenlo en el caballo por la plaza de la ciudad, y pregonen delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey.

El llevar el "vestido real" y "la corona real" implicaba que a la persona se la tenía que tratar como su perteneciese a la realeza.

Ester 6:10 Entonces el rey dijo á Amán: Date priesa, toma el vestido y el caballo, como tú has dicho, y hazlo así con el judío Mardochêo, que se sienta á la puerta del rey; no omitas nada de todo lo que has dicho.

Me hubiese encantado ver la mirada en el rostro de Amán. :~) Me apuesto que debió de quedarse de piedra.

Resulta extraño que el rey no recordase el decreto de Amán en contra del pueblo judío.