Ester Capítulo 8

Ester 8:1 EL MISMO día dió el rey Assuero á la reina Esther la casa de Amán enemigo de los Judíos; y Mardochêo vino delante del rey, porque Esther le declaró lo que era respecto de ella.

En Persia era costumbre confiscar la propiedad de un traidor.

Hubiera sido de imaginar que el rey hubiera estado ya enterado de qué modo había criado Mardoqueo a Ester.

Este capítulo corresponde con la octava letra, que es la Chet, que significa nuevos comienzos, nueva vida y es la letra metafísica, por encima de la existencia.

Ester 8:2 Y quitóse el rey su anillo que había vuelto á tomar de Aman, y diólo á Mardochêo. Y Esther puso á Mardochêo sobre la casa de Amán.

Mardoqueo ocupa ahora el puesto de Amán. Recuerde el lector que Mardoqueo representa a Yeshua y algún día El tendrá el control de la tierra, habiéndoselo quitado a HaSatan.

HaSatan es "el dios de este siglo".

2 Corintios 4:3-4 Que si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto: En los cuales el dios de este siglo cegó los entendimientos de los incrédulos, para que no les resplandezca la lumbre del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

Apocalipsis 11:15 Y el séptimo ángel tocó la trompeta, y fueron hechas grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido á ser los reinos de nuestro Señor, y de su Cristo: y reinará para siempre jamás.

Ester 8:3-4 Volvió luego Esther á hablar delante del rey, y echóse á sus pies, llorando y rogándole que hiciese nula la maldad de Amán Agageo, y su designio que había formado contra los Judíos. Entonces extendió el rey á Esther el cetro de oro, y Esther se levantó, y púsose en pie delante del rey.

El cetro de oro, la palabra hebrea que se usa aquí es "shebet" y significa "un palo para castigar".

El rey concede permiso a Ester para castigar a sus enemigos.

Ester 8:5-6 Y dijo: Si place al rey, y si he hallado gracia delante de el, y si la cosa es recta delante del rey, y agradable yo en sus ojos, sea escrito para revocar las letras del designio de Amán hijo de Amadatha Agageo, que escribió para destruir á los Judíos que están en todas las provincias del rey. Porque ¿cómo podré yo ver el mal que alcanzará á mi pueblo? ¿cómo podré yo ver la destrucción de mi nación?

Bueno, Amán ha sido quitado de en medio, pero la amenaza para el pueblo judío sigue siendo aún muy real.

Ester 8:7-8 Y respondió el rey Assuero á la reina Esther, y á Mardochêo Judío: He aquí yo he dado á Esther la casa de Amán, y á él han colgado en la horca, por cuanto extendió su mano contra los Judíos. Escribid pues vosotros á los Judíos como bien os pareciere en el nombre del rey, y sellad lo con el anillo del rey; porque la escritura que se sella con el anillo del rey, no es para revocarla.

La primera orden no podía cancelarse debido a la ley de los medas y los persas, que no podía ser revocada, de modo que será preciso crear un nuevo orden.

Ester 8:9 Entonces fueron llamados los escribanos del rey en el mes tercero, que es Siván, á veintitrés del mismo; y escribióse conforme á todo lo que mandó Mardochêo, á los Judíos, y á los sátrapas, y á los capitanes, y á los príncipes de las provincias que había desde la India hasta la Ethiopía, ciento veintisiete provincias; á cada provincia según su escribir, y á cada pueblo conforme á su lengua, á los Judíos también conforme á su escritura y lengua.

El Reino Persa era extenso y abarcaba a personas de muy diferentes lenguas. Imagínese usted intentar comunicarse con tantas personas. Hubiera sido una pesadilla logística.

Sivan. Este es el mes que corresponde a los meses de May y Junio. Han pasado aproximadamente 2 meses desde el primer decreto.

Ester 8:10 Y escribió en nombre del rey Assuero, y selló con el anillo del rey, y envió letras por correos de á caballo, montados en dromedarios, y en mulos hijos de yeguas;

Que cabalgaban sobre caballos veloces. En aquella época no había teléfonos, ni faxes, ni TV, ni radio ni Internet ¿Qué haríamos nosotros?)

Ester 8:11 Con intimación de que el rey concedía á los Judíos que estaban en todas la ciudades, que se juntasen y estuviesen á la defensa de su vida, prontos á destruir, y matar, y acabar con todo ejército de pueblo o provincia que viniese contra ellos, aun niños y mujeres, y su despojo para presa,

Para destruir, matar y aniquilar, son las mismas palabras del primer decreto en contra del pueblo judío.

Ester 8:12 En un mismo día en todas las provincias del rey Assuero, en el trece del mes duodécimo, que es el mes de Adar.

El mismo día que el decreto inicial.

Ester 8:13-14 La copia de la escritura que había de darse por ordenanza en cada provincia, para que fuese manifiesta á todos los pueblos, decía que los Judíos estuviesen apercibidos para aquel día, para vengarse de sus enemigos. Los correos pues, cabalgando en dromedarios y en mulos, salieron apresurados y constreñidos por el mandamiento del rey: y la ley fué dada en Susán capital del reino.