B'resheet (Génesis) Capítulo 19

B'resheet 19:1 Llegaron, pues, los dos ángeles a Sodoma a la caída de la tarde; y Lot estaba sentado a la puerta de Sodoma. Al verlos, Lot se levantó a recibirlos, se inclinó hacia el suelo.

Estos son dos de los hombres que habían dejado al Señ-r con anterioridad.

La decimonovena letra que corresponde con este capítulo es la KOP que significa santidad, ciclos de crecimiento, resumen y juicio al final del ciclo de la vida.

Lot estaba sentado a la puerta, que era un puesto de importancia porque los negocios se trataban a la puerta de la ciudad, con lo cual da la impresión de que Lot debía ocupar un puesto de importancia en Sodoma.

B'resheet 19:2-3 y les dijo: --Ahora, mis señores, os ruego que vengáis a casa de vuestro siervo para alojaros y lavar vuestros pies. Por la mañana os levantaréis y seguiréis vuestro camino. Ellos respondieron: --No, esta noche nos quedaremos en la calle. Pero Lot porfió tanto con ellos que fueron con él y entraron en su casa. Allí les hizo banquete, coció panes sin levadura y comieron.

Lot anima a los visitantes a que pasen la noche en su casa, sabiendo que las calles de Sodoma no eran seguras.

B'resheet 19:4-7 Pero, antes que se acostaran, rodearon la casa los hombres de la ciudad, los varones de Sodoma, todo el pueblo, desde el más joven hasta el más viejo. Y llamaron a Lot, gritando: --¿Dónde están los hombres que vinieron a ti esta noche? Sácalos, para que los conozcamos. Entonces Lot salió a ellos a la puerta, cerró la puerta tras sí y dijo: --Os ruego, hermanos míos, que no hagáis tal maldad.

La Biblia afirma:

Judas 1:7-10 También Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra la naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno. No obstante, de la misma manera también estos soñadores mancillan la carne, rechazan la autoridad y blasfeman de los poderes superiores. Pero cuando el arcángel Miguel luchaba con el diablo disputándole el cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: "El Señ-r te reprenda". Pero estos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales.

B'resheet 19:8 Mirad, yo tengo dos hijas que no han conocido varón; os las traeré y podréis hacer con ellas lo que bien os parezca; solamente que a estos varones no les hagáis nada, ya que han venido al amparo de mi tejado.

Era costumbre en aquella época que el anfitrión, en este caso Lot, fuese responsable de la seguridad y el bienestar de sus invitados, incluso aunque eso representase arriesgar su vida en el proceso.

Lot estaba dispuestos a sacrificar a sus dos hijas por amor a sus invitados. Estaba dispuesto a renunciar a ellas por causa de estos pecadores. Creo que era consciente de que serían destruidos por su pecado, lo cual nos recuerda, sin duda, al Padre, que sacrificó lo suyo cuando nosotros éramos aún pecadores.

B'resheet 19:9-11 Ellos respondieron: --¡Quítate de ahí! Y añadieron: --Vino este extraño para habitar entre nosotros, ¿y habrá de erigirse en juez? Ahora te trataremos peor que a ellos. Enseguida comenzaron a forcejear con Lot, y se acercaron para romper la puerta. Pero los huéspedes alargaron la mano, metieron a Lot en la casa con ellos y cerraron la puerta. Y a los hombres que estaban a la puerta de la casa los hirieron con ceguera, desde el menor hasta el mayor, de manera que se fatigaban buscando la puerta.

Actuando como un juez. Esta es otra indicación de que Lot se sentaba a la puerta de la ciudad como juez. Pero estos hombres, en lugar de arrepentirse no mostraron tener el menor temor a Di-s porque sus conciencias se habían endurecido.

Se cansaron intentando encontrar la entrada y aunque les golpearon quedando ciegos, aún siguieron intentando apoderarse de los visitantes de Lot.

Exodo 4:11-12 El SEÑ-R le respondió: --¿Quién dio la boca al hombre? ¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy yo, el Señ-r? Ahora, pues, ve, que yo estaré en tu boca y te enseñaré lo que has de hablar.

Esto también me recuerda Su juicio a la humanidad en el futuro.

Sofonías 1:14-18 "¡Cercano está el día grande del SEÑ-R! ¡Cercano, muy próximo! Amargo será el clamor del día del Señ-r; hasta el valiente allí gritará. Día de ira aquel día, día de angustia y de aprieto, día de alboroto y de asolamiento, día de tiniebla y de oscuridad, día de nublado y de entenebrecimiento, día de trompeta y de alarido sobre las ciudades fortificadas y sobre las altas torres. Llenaré de tribulación a los hombres, y ellos andarán como ciegos, porque pecaron contra el Señ-r. Su sangre será derramada como polvo y su carne como estiércol. Ni su plata ni su oro podrán librarlos en el día de la ira del Señ-r, pues toda la tierra será consumida con el fuego de su celo, porque él exterminará repentinamente a todos los habitantes de la tierra".

B'resheet 1:12-13 Después dijeron los huéspedes a Lot: --¿Tienes aquí alguno más? Saca de este lugar a tus yernos, hijos e hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra la gente de esta ciudad ha subido de punto delante de Jehová. Por tanto, Jehová nos ha enviado a destruirla.

¿Y qué sucede con nuestros días? ¿A quién tenéis en este lugar? Cuando Yeshua venga a buscar a los creyentes, será antes de que se manifieste Su ira en la tierra, no después.

¡Ven, Señ-r Yeshua!