B'resheet (Génesis) Capítulo 21

B'resheet 21:1 Visitó el SEÑ-R a Sara, como había dicho, e hizo el SEÑ-R con Sara lo que le había prometido.

El siempre cumple Su Palabra, en este caso y también en el futuro por medio de la futura venida de la simiente prometida de la mujer en Gén. 3:15.

B'resheet 21:2-4 Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el plazo que Di-s le había dicho. Al hijo que le nació, y que dio a luz Sara, Abraham le puso por nombre Yitz'chak (Isaac). Circuncidó Abraham a su hijo Yitz'chak a los ocho días, como Di-s le había mandado.

¿Por qué ocho días? Una de las razones es porque la coagulación de la sangre era más elevada en ese momento que en ningún otro y otro de los motivos es que es simbólico de nuevos comienzos.

B'resheet 21:5-7 Tenía Abraham cien años cuando nació su hijo Isaac. Entonces dijo Sara: "Dios me ha hecho reír, y cualquiera que lo oiga se reirá conmigo". Y añadió: "¿Quién le hubiera dicho a Abraham que Sara había de amamantar hijos? Pues le he dado un hijo en su vejez".

Es interesante. ¿Quién le hubiese dicho a Di-s que Miriam (María) le iba a dar el pecho a Su Hijo?

¿La ha dado Miriam (María) ha Hijo a HaShem en Su avanzada edad?

B'resheet 21:8-11 El niño creció y fue destetado, y ofreció Abraham un gran banquete el día que fue destetado Isaac. Pero Sara vio que el hijo de Agar, la egipcia, el cual esta le había dado a luz a Abraham, se burlaba de su hijo Isaac. Por eso dijo a Abraham: "Echa a esta sierva y a su hijo, porque el hijo de esta sierva no ha de heredar con Isaac, mi hijo". Estas palabras le parecieron muy graves a Abraham, por tratarse de su hijo.

Ismael se burla. Hay personas que se han venido burlando del plan de Di-s desde los tiempos de Yitz'chak hasta nuestros días.

Aquí tenemos una situación de estrés en el hogar, que comenzó por el hecho de intentar forzar la voluntad de Di-s por medio de otro camino, lo cual causó el caos en el hogar.

No intente usted forzar la semilla venidera para que encaje en su molde personal o intente hacer que el Mesías sea lo que usted quiere que sea.

No intente usted ver al Mesías realizar solo lo que usted quiere que El realice.

No intente usted convertir al Mesías en dos semillas o personas diferentes, porque si lo hace usted solo se producirá el caos cuando usted lo haga.

Echarlos era en contra del código social. (Nuzi y de Hamurabi)

Gálatas 4:21-31 Decidme, los que queréis estar bajo la Ley: ¿no habéis oído la Ley?, pues está escrito que Abraham tuvo dos hijos: uno de la esclava y el otro de la libre. Pero el de la esclava nació según la carne; pero el de la libre, en virtud de la promesa. Lo cual es una alegoría, pues estas mujeres son los dos pactos; el uno proviene del monte Sinaí, el cual da hijos para esclavitud; este es Hagar, pues Hagar es el monte Sinaí, en Arabia, y corresponde a la Jerusalén actual, ya que esta, junto con sus hijos, está en esclavitud. Pero la Jerusalén de arriba, la cual es madre de todos nosotros, es libre, pues está escrito: "Regocíjate, estéril, tú que no das a luz; grita de júbilo y clama, tú que no tienes dolores de parto!, porque más son los hijos de la abandonada que los de la que tiene marido". Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa. Pero como entonces el que había nacido según la carne perseguía al que había nacido según el Espíritu, así también ahora. Pero ¿qué dice la Escritura?: "Echa fuera a la esclava y a su hijo, porque no heredará el hijo de la esclava con el hijo de la libre". De manera, hermanos, que no somos hijos de la esclava, sino de la libre.

¡Abraham siguió al Espíritu!