B'resheet (Génesis) Capítulo 21 (Continuado)

B'resheet 21:12-13 Entonces dijo Dios a Abraham: "No te preocupes por el muchacho ni por tu sierva. Escucha todo cuanto te diga Sara, porque en Isaac te será llamada descendencia. También del hijo de la sierva haré una nación, porque es tu descendiente".

Los descendientes de Ismael se convirtieron también en una gran nación por causa de Abraham, no por nada de lo que Ismael hubiese hecho.

B'resheet 21:14-19 Al día siguiente, Abraham se levantó muy de mañana, tomó pan y un odre de agua y se lo dio a Agar. Lo puso sobre su hombro, le entregó el muchacho y la despidió. Ella salió y anduvo errante por el desierto de Beerseba. Cuando le faltó el agua del odre, puso al muchacho debajo de un arbusto, se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco, porque decía: "No veré cuando el muchacho muera". Cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó la voz y lloró. Oyó Dios la voz del muchacho, y el ángel de Dios llamó a Hagar desde el cielo y le dijo: "¿Qué tienes, Hagar? No temas, porque Dios ha oído la voz del muchacho ahí donde está. Levántate, toma al muchacho y tenlo de la mano, porque yo haré de él una gran nación". Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una fuente de agua. Fue Hagar, llenó de agua el odre y dio de beber al muchacho.

Ándese usted con mucho cuidado y no se burle del plan del Todopoderoso. Sus caminos están por encima de nuestros caminos. Si usted se ríe es muy posible que El convierta su risa en llanto de sed.

A un nivel más elevado es posible que lloremos por una sed que nunca puede saciarse, como le sucedió al hombre rico.

Lucas 16:19-31 "Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquel, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. "En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces, gritando, dijo: "Padre Abraham, ten misericordia de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, porque estoy atormentado en esta llama". Pero Abraham le dijo: "Hijo, acuérdate de que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, males; pero ahora este es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quieran pasar de aquí a vosotros no pueden, ni de allá pasar acá". "Entonces le dijo: "Te ruego, pues, padre, que lo envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento". Abraham le dijo: "A Moisés y a los Profetas tienen; ¡que los oigan a ellos!" Él entonces dijo: "No, padre Abraham; pero si alguno de los muertos va a ellos, se arrepentirán". Pero Abraham le dijo: "Si no oyen a Moisés y a los Profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levante de los muertos".

Hagar se humilló a sí misma ante Di-s y Sus caminos y fue recompensada, perdonada y protegida.

La letra veintiuna que corresponde a este capítulo es la Shin, que representa el poder divino, la provisión y la protección.

B'resheet 21:20 Dios asistió al muchacho, el cual creció, habitó en el desierto y fue tirador de arco.

Resulta interesante que la semilla a la que no le fueron hechas las más importantes promesas fuese un arquero. ¿Por qué? Porque el futuro antimesías también se burlará de Di-s y de Sus planes.

Además también llevará un arco.

Apocalipsis 6:2 Miré, y vi un caballo blanco. El que lo montaba tenía un arco y le fue dada una corona, y salió venciendo y para vencer.

B'resheet 21:21 Vivió en el desierto de Parán, y su madre tomó para él mujer de la tierra de Egipto.

Paran era la región que se encuentra al noreste de la Península del Sinaí.

B'resheet 21:22-24 Aconteció en aquel mismo tiempo que Abimelec y Ficol, jefe de su ejército, le dijeron a Abraham: --Dios está contigo en todo cuanto haces. Ahora, pues, júrame aquí, por Dios, que no nos harás mal a mí ni a mi hijo ni a mi nieto, sino que, conforme a la bondad que yo tuve contigo, harás tú conmigo y con la tierra en la que ahora habitas. Y respondió Abraham: --Lo juro.

Fíjese en lo que acaba de decir Abraham.

B'resheet 21:25-30 Pero Abraham reconvino a Abimelec a causa de un pozo de agua que los siervos de Abimelec le habían quitado. Abimelec respondió: --No sé quién haya hecho esto, ni tampoco tú me lo hiciste saber ni yo lo había oído hasta hoy. Entonces tomó Abraham ovejas y vacas y se las dio a Abimelec, e hicieron ambos un pacto. Pero Abraham puso aparte siete corderas del rebaño, por lo que Abimelec le preguntó: --¿Qué significan esas siete corderas que has puesto aparte? Abraham respondió: --Que estas siete corderas recibirás de mi mano, para que me sirvan de testimonio de que yo cavé este pozo.

Esto es simbólico de las siete iglesias (los candelabros) y siete clases diferentes de creyentes apartados. (Apo. 1:8-20) Ellos son testigos de Yeshua HaMashiach.

Yeshua afirma:

Apo.1:8 "Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin", dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Nuevamente dice:

Apo. 1:17-20 Cuando lo vi, caí a sus pies como muerto. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: "No temas. Yo soy el primero y el último, el que vive. Estuve muerto, pero vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades. Escribe, pues, las cosas que has visto, las que son y las que han de ser después de estas. Respecto al misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candelabros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candelabros que has visto son las siete iglesias.

Juan 10:26-30 pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho. Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen; yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las dio, mayor que todos es, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. El Padre y yo uno somos.

Su divino poder continúa proveyendo y protegiéndonos. El tiene vida eterna por medio de EL. Cualquiera que beba del agua de Beerseba volverá a tener sed de nuevo, pero el que beba del agua que Yeshua le dará se convertirá en él en un pozo de agua que salta para vida eterna.

De regreso a Beerseba:

B'resheet 21:31-34 Por esto llamó a aquel lugar Beerseba, porque allí juraron ambos. Hicieron, pues, pacto en Beerseba. Luego se levantaron Abimelec y Ficol, jefe de su ejército, y volvieron a tierra de los filisteos. Plantó Abraham un tamarisco en Beerseba, e invocó allí el nombre de Jehová, Di-s eterno. Y habitó Abraham muchos días en tierra de los filisteos.

Beerseba - (siete, completo)