B'resheet (Génesis) Capítulo 23

B'resheet 23:1-2 Fueron ciento veintisiete los años de la vida de Sara; tantos fueron los años de la vida de Sara. Sara murió en Quiriat-arba (que es Hebrón), en la tierra de Canaán; y vino Abraham a hacer duelo por Sara y a llorarla.

B'resheet 23:3-6 Luego se levantó Abraham de delante de su muerta y habló a los hijos de Het, diciendo: --Extranjero y forastero soy entre vosotros; dadme en propiedad una sepultura entre vosotros para llevarme a mi muerta y sepultarla. Respondieron los hijos de Het a Abraham, diciendo: --Óyenos, señor nuestro. Tú eres un príncipe de Di-s entre nosotros; sepulta a tu muerta en lo mejor de nuestros sepulcros, pues ninguno de nosotros te negará su sepulcro ni te impedirá que entierres a tu muerta.

Esto nos ofrece una futura imagen de nuestro "príncipe del Di-s poderoso" viviendo entre nosotros, Yeshua HaMashiach. El fue tratado como un extraño entre Su propio pueblo. El príncipe es el hijo de un gobernante, en este caso el Hijo de Di-s mismo, nuestro poderoso gobernante, al cual también le fueron dadas los mejores sepulcros de un hombre rico.

Esto encaja bien con la letra que corresponde con este capítulo Alef que significa cabeza, como en Creador, Rey, la cabeza de un buey dispuesto para el sacrificio, etc. etc.

Nota: En el alef beit hebreo hay 22 letras y ahora llegamos al capítulo 23, de modo que comenzamos de Nuevo el alef beit.

Mat. 27:57-61 Cuando cayó la noche, llegó un hombre rico, de Arimatea, llamado Yosef, que también había sido discípulo de Yeshua. Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Yeshua. Entonces Pilato mandó que se le diera el cuerpo. Y tomando Yosef el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue. Estaban allí María Magdalena y la otra María, sentadas delante del sepulcro.

El que Avraham se levantase ante su muerta (Sara) nos presenta una imagen de nuestro Mesías Yeshua levantándose ante sus muertos (Miriam de Magdala). Miriam era la que estaba llorando en este caso, en lugar de Avraham. Yeshua y Miriam de Magdala no estaban casados y, por supuesto, no tuvieron hijos. La especulación por parte de algunos acerca de esto puede dar lugar a una mentira, lo cual nos lleva al futuro antimesías. Si pudiésemos seguirle la pista a nuestra herencia en Yeshua, sin duda podríamos afirmar ser del linaje de David ¿podían ellos hacerlo también? Esta enseñanza es una mentira del propio HaSatan, de modo que no la crea usted.

Juan 20:11-16 Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del sepulcro, y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto. Y le dijeron: --Mujer, ¿por qué lloras? Les dijo: --Porque se han llevado a mi Señ-r y no sé dónde lo han puesto. Dicho esto, se volvió y vio a Yeshua que estaba allí; pero no sabía que era Yeshua. Yeshua le dijo: --Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el jardinero, le dijo: -Señ-r, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo lo llevaré. Yeshua le dijo: --¡María! Volviéndose ella, le dijo: --¡Raboni! -que significa: "Maestro".--

B'resheet 23:7-11 Abraham se levantó, se inclinó ante el pueblo de aquella tierra, los hijos de Het, y habló con ellos diciendo: --Si en verdad queréis que yo me lleve y sepulte a mi muerta, oídme e interceded por mí ante Efrón hijo de Zohar, para que me dé la cueva de Macpela, que tiene al extremo de su heredad; que me la dé por su justo precio y así poseeré una sepultura en medio de vosotros. Como Efrón, el heteo, estaba entre los hijos de Het, respondió a Abraham en presencia de los hijos de Het y de todos los que entraban por la puerta de su ciudad: --No, señor mío, óyeme: te doy la heredad y te doy también la cueva que está en ella. En presencia de los hijos de mi pueblo te la doy; sepulta a tu muerta.

El hombre rico estaba dispuesto a entregar el sepulcro que tenía a Yeshua Su Mesías. De nuevo ¿significa esto que no fuese a resucitar de nuevo? No, el Mesías no habría de ser como Israel, que había desaparecido durante muchos siglos, solamente para volver a surgir de nuevo y recibir toda la gloria que esa tierra se merece. ¿Ha sido usted fiel respecto a que Israel fuese a resurgir de nuevo? ¿Es usted fiel y cree que Yeshua resucitó y volverá de nuevo en Su Gloria como el Hijo de David?

Al principio tampoco los discípulos entendieron este hecho.

Juan 20:8-10 Entonces entró también el otro discípulo que había venido primero al sepulcro; y vio, y creyó, pues aún no habían entendido la Escritura: que era necesario que él resucitara de los muertos. Y volvieron los discípulos a los suyos.

Juan 20:26-29 Ocho días después estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Yeshua, estando las puertas cerradas, se puso en medio y les dijo: --¡Paz a vosotros!" Luego dijo a Tomás: --Pon aquí tu dedo y mira mis manos; acerca tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: --¡Señ-r mío y Di-s mío! Yeshua le dijo: --Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron y creyeron.