B'resheet (Génesis) Capítulo 33

B'resheet 33:1-2 Alzó Ya'akov sus ojos y vio que venía Esaú con cuatrocientos hombres; entonces repartió él los niños entre Lea, Raquel y las dos siervas. Puso las siervas y sus niños delante, luego a Lea y sus niños, y detrás a Raquel y a Yosef.

Aquí vemos a Ya'akov colocando a su familia en orden de favor, siendo el último de la línea el que Ya'akov favorecía en su corazón. Ya'akov favorecía a Raquel. Esto nos recuerda a Yeshua, que dijo que el último en este mundo sería el primero en el otro.

Marcos 9:33-37 Llegó a Capernaúm y, cuando estuvo en casa, les preguntó: --¿Qué discutíais entre vosotros por el camino? Pero ellos callaron, porque por el camino habían discutido entre sí sobre quién había de ser el mayor. Entonces él se sentó, llamó a los doce y les dijo: --Si alguno quiere ser el primero, será el último de todos y el servidor de todos. Y tomó a un niño, lo puso en medio de ellos y, tomándolo en sus brazos, les dijo: --El que reciba en mi nombre a un niño como este, me recibe a mí; y el que a mí me recibe, no me recibe a mí sino al que me envió.

B'resheet 33:3-7 Y él pasó delante de ellos y se inclinó a tierra siete veces, hasta que llegó a su hermano. Pero Esav corrió a su encuentro y, echándose sobre su cuello, lo abrazó y besó; los dos lloraron. Después Esav levantó sus ojos, vio a las mujeres y los niños y dijo: --¿Quiénes son estos? -Son los niños que Di-s ha dado a tu siervo-dijo Ya'akov. Luego vinieron las siervas y sus hijos, y se inclinaron. Vino Lea con sus hijos, y se inclinaron; y después llegaron Yosef y Raquel, y también se inclinaron.

Ya'akov iba delante con sus mujeres y su hijos y de haber se producido una confrontación desagradable podrían haberse dado la vuelta y salir corriendo.

Se inclinaron en un gesto de humildad y se inclinaron ante Esav como la letra Kaf, que es la letra que corresponde a este capítulo.

¡La reconciliación se produce por fin!

B'resheet 33:8-10 Preguntó entonces Esav: ¿¿Qué te propones con todos estos grupos que he encontrado? -Hallar gracia a los ojos de mi señor -respondió Ya'akov. Dijo entonces Esav: --Suficiente tengo yo, hermano mío; sea para ti lo que es tuyo. Ya'akov le replicó: --No, yo te ruego; si he hallado ahora gracia a tus ojos, acepta mi regalo, porque he visto tu rostro como si hubiera visto el rostro de Di-s, pues que con tanta bondad me has recibido.

Veo tu rostro como cuando uno ve el rostro de Di-s. Esta es su manera de decir que se daba cuenta de que Di-s le había cambiado su corazón.

Di-s promete bendecir a Ya'akov y Di-s puede ser responsable de la paz con otros que en otro tiempo pudieron ser nuestros enemigos.

Mishlei (Proverbios) 16:7 Cuando los caminos del hombre son agradables al SEÑ-R, aún a sus enemigos los pone en shalom (paz) con él.