B'resheet (Génesis) Capítulo 34 (Continuado)

B'resheet 34:25-31 Pero sucedió que al tercer día, cuando ellos sentían el mayor dolor, dos de los hijos de Jacob, Simeón y Leví, hermanos de Dina, tomaron cada uno su espada, fueron contra la ciudad, que estaba desprevenida, y mataron a todo varón. A filo de espada mataron a Hamor y a su hijo Siquem, y tomando a Dina de casa de Siquem, se fueron. Los hijos de Jacob pasaron sobre los muertos y saquearon la ciudad, por cuanto habían deshonrado a su hermana. Tomaron sus ovejas, vacas y asnos, lo que había en la ciudad y en el campo, y todos sus bienes; llevaron cautivos a todos sus niños y sus mujeres, y robaron todo lo que había en las casas. Entonces dijo Ya'akov a Simeón y a Leví: --Me habéis puesto en un grave aprieto al hacerme odioso a los habitantes de esta tierra, el cananeo y el ferezeo. Como tengo pocos hombres, se juntarán contra mí, me atacarán, y me destruirán a mí y a mi casa. Pero ellos respondieron: --¿Acaso tenía él que tratar a nuestra hermana como a una ramera?

Esto es comprensible por lo que le sucedió a Dina. Ellos estaban defendiendo el honor de la familia. También nosotros nos merecemos la muerte por causa de nuestros pecados si tenemos en cuenta que Di-s es justo y no le queda más remedio que castigar el pecado. Sin embargo, se pasaron de rosca porque era el joven el que se merecía ser castigado, no toda la ciudad.

Isaías 64:6-7 Pues todos nosotros somos como cosa impura, todas nuestras justicias como trapos de inmundicia. Todos nosotros caímos como las hojas y nuestras maldades nos llevaron como el viento. ¡Nadie hay que invoque tu nombre, que se despierte para apoyarse en ti! Por eso escondiste de nosotros tu rostro y nos dejaste marchitar en poder de nuestras maldades.

Romanos 3:9-18 ¿Qué, pues? ¿Somos nosotros mejores que ellos? ¡De ninguna manera!, pues hemos demostrado que todos, tanto judíos como gentiles, están bajo el pecado. Como está escrito: "No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Di-s. Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno. Sepulcro abierto es su garganta; con su lengua engañan. Veneno de víboras hay debajo de sus labios; su boca está llena de maldición y de amargura. Sus pies se apresuran para derramar sangre; destrucción y miseria hay en sus caminos; y no conocieron camino de paz. No hay temor de Di-s delante de sus ojos".

Pero contrariamente a lo que sería de esperar, en lugar de muerte El nos ofrece vida eternal como un don gratuito si tan solo confiamos en Su Palabra. El Padre permitió que matasen a Su Propio Hijo para conservar Su justicia y luego le levantó de nuevo.

Romanos 6:23 porque la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Di-s es vida eterna en Yeshua HaMashiach, Señ-r nuestro.

1 Corintios 15:20-28 Pero ahora el Mesías ha resucitado de los muertos; primicias de los que murieron es hecho, pues por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. Así como en Adán todos mueren, también en el Mesías todos serán vivificados. Pero cada uno en su debido orden: el Mesías, las primicias; luego los que son del Mesías, en su venida. Luego el fin, cuando entregue el Reino al Di-s y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y todo poder. Preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte, porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. Pero, luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Di-s sea todo en todos.

(Véase también Gén. 5, donde se nos dice que la descendencia de Adán ha sido creada a la "imagen de Adán" y no a la imagen de Di-s porque toda la descendencia se halla espiritualmente muertos por causa del pecado de Adán.)

Por contraste, El no deja de cumplir Su palabra y no está intentando engañarnos. Por contraste con todos El es el único que no ha hecho ningún mal y que se entregó a sí mismo por amor a nosotros.

Lucas 23:39-43 Uno de los malhechores que estaban colgados lo insultaba diciendo: --Si tú eres el Mesías, sálvate a ti mismo y a nosotros. Respondiendo el otro, lo reprendió, diciendo: --¿Ni siquiera estando en la misma condenación temes tú a Di-s? Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos, pero este ningún mal hizo. Y dijo a Yeshua: --Acuérdate de mí cuando vengas en tu Reino. Entonces Yeshua le dijo: --De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

2 Corintios 5:20-6:1 Así que, somos embajadores en nombre del Mesías, como si Di-s rogara por medio de nosotros; os rogamos en nombre del Mesías: Reconciliaos con Di-s. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros seamos justicia de Dios en él.

Nosotros no representamos el papel de las rameras, sino que nos convertimos en la justicia de Di-s en El.