B'resheet (Génesis) Capítulo 41

B'resheet 41:1 Y ACONTECIO que pasados dos años tuvo Faraón un sueño: Parecíale que estaba junto al río;

Yosef (José) quedó olvidado dos años más en la cárcel durante dos años más y no estamos seguros de exactamente el tiempo que pasó encarcelado. Tenía 17 años cuando fue vendido como esclavo (B'resheet 37:2) y 30 años cuando se halló ante la presencia de Faraón (B'resheet 41:46), así que no sabemos de qué modo se dividieron esos 13 años entre la esclavitud y el tiempo que pasó en la cárcel.

B'resheet 41:2-4 Y que del río subían siete vacas, hermosas á la vista, y muy gordas, y pacían en el prado: Y que otras siete vacas subían tras ellas del río, de fea vista, y enjutas de carne, y se pararon cerca de las vacas hermosas á la orilla del río: Y que las vacas de fea vista y enjutas de carne devoraban á las siete vacas hermosas y muy gordas. Y despertó Faraón.

Este es el primero de dos sueños inquietantes que despertaron al Faraón.

B'resheet 41:5-7 Durmióse de nuevo, y soñó la segunda vez: Que siete espigas llenas y hermosas subían de una sola caña: Y que otras siete espigas menudas y abatidas del Solano, salían después de ellas: Y las siete espigas menudas devoraban á las siete espigas gruesas y llenas. Y despertó Faraón, y he aquí que era sueño.

También el segundo sueño despertó al Faraón.

B'resheet 41:8 Y acaeció que á la mañana estaba agitado su espíritu; y envió é hizo llamar á todos los magos de Egipto, y á todos sus sabios: y contóles Faraón sus sueños, mas no había quien á Faraón los declarase.

Esto es lo mismo que le sucedió a Nabucodonosor en el capítulo 2 de Daniel, al cual Di-s también hizo que tuviese un sueño y sus consejeros no fueron capaces de interpretarlos.

A pesar de que el Faraón adoraba a los ídolos y no adoraba al único Di-s verdadero, Di-s lo utilizó con el propósito de salvar a Yosef (José) y a su familia.

B'resheet 41:9-13 Entonces el principal de los coperos habló á Faraón, diciendo: Acuérdome hoy de mis faltas: Faraón se enojó contra sus siervos, y á mí me echó á la prisión de la casa del capitán de los de la guardia, á mí y al principal de los panaderos: Y yo y él vimos un sueño una misma noche: cada uno soñó conforme á la declaración de su sueño. Y estaba allí con nosotros un mozo Hebreo, sirviente del capitán de los de la guardia; y se lo contamos, y él nos declaró nuestros sueños, y declaró á cada uno conforme á su sueño. Y aconteció que como él nos declaró, así fué: á mí me hizo volver á mi puesto, é hizo colgar al otro.

Aquí vemos cómo el jefe de los coperos tiene por fin la oportunidad de admitir su culpa en el sentido de no haberle hablado al Faraón acerca de Yosef.

Resulta interesante que a Yosef se le describe como un "siervo" del "capitán de la guardia personal" del Faraón cuando a Yeshua se le describe como al Capitán o "Comandante de los ejércitos del Señ-r" en:

Josue 5:13-15 Y estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos, y vió un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desnuda en su mano. Y Josué yéndose hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, ó de nuestros enemigos? Y él respondió: No; mas Príncipe del ejército de Jehová, ahora he venido. Entonces Josué postrándose sobre su rostro en tierra le adoró; y díjole: ¿Qué dice mi Señor á su siervo? Y el Príncipe del ejército de Jehová repondió á Josué: Quita tus zapatos de tus pies; porque el lugar donde estás es santo. Y Josué lo hizo así.

Y'hoshua también fue un siervo de Yeshua, que es algo acerca de lo cual hablaremos un poco más adelante, si el Señ-r lo permite, cuando lleguemos a Y'hoshua. Yeshua se le aparece con el título descrito, tal y como ya lo he mencionado, y ve con sus propios ojos otra teofanía o aparición encarnada de Yeshua. Y'hoshua se inclina ante él y es instruido por Yeshua que se quite las sandalias que lleva puestas porque el lugar donde se encontraba era tierra santa. Más adelante también Y'hoshua se convierte en otra figura o símbolo que apunta al verdadero. Sin duda fueron muchas las personas en el Tanakh que sirvieron a Yeshua de manera correcta por medio de sus acciones.

¿Fue así realmente?

Sí, efectivamente así fue, ya que el Espíritu las guió y por medio de sus acciones vemos con toda claridad a nuestro futuro Mashiach.

Pero volvamos a hablar sobre el Faraón y Yosef:

B'resheet 41:14-16 Entonces Faraón envió y llamó á José; é hiciéronle salir corriendo de la cárcel, y le cortaron el pelo, y mudaron sus vestidos, y vino á Faraón. Y dijo Faraón á José: Yo he tenido un sueño, y no hay quien lo declare; mas he oído decir de ti, que oyes sueños para declararlos. Y respondió José á Faraón, diciendo: No está en mí; Dios será el que responda paz á Faraón.

Una vez que se hubo afeitado y cambiado de ropa, era preciso que Yosef estuviese limpio antes de acudir ante la presencia del Faraón. Los egipcios normalmente no tenían barba.

Una vez más Yosef le concede todo el crédito a Di-s por sus interpretaciones, toda la sabiduría procede de lo alto y todas las interpretaciones que menciono, basadas en la Toráh, también proceden de lo alto, de modo que no soy yo hablando, sino HaShem.

B'resheet 41:17-24 Entonces Faraón dijo á José: En mi sueño parecíame que estaba á la orilla del río: Y que del río subían siete vacas de gruesas carnes y hermosa apariencia, que pacían en el prado: Y que otras siete vacas subían después de ellas, flacas y de muy fea traza; tan extenuadas, que no he visto otras semejantes en toda la tierra de Egipto en fealdad: Y las vacas flacas y feas devoraban á las siete primeras vacas gruesas: Y entraban en sus entrañas, mas no se conocía que hubiese entrado en ellas, porque su parecer era aún malo, como de primero. Y yo desperté. Vi también soñando, que siete espigas subían en una misma caña llenas y hermosas; Y que otras siete espigas menudas, marchitas, abatidas del Solano, subían después de ellas: Y las espigas menudas devoraban á las siete espigas hermosas: y helo dicho á los magos, mas no hay quien me lo declare.

La letra que corresponde a este capítulo es la Koph-santidad; ciclos de crecimiento; resumen y juicio al final del ciclo de la vida.

No hay duda de que aquí nos encontramos con los ciclos del crecimiento.

B'resheet 41:25 Entonces respondió José á Faraón: El sueño de Faraón es uno mismo: Dios ha mostrado á Faraón lo que va á hacer.

Después de haberse tirado 13 años como esclavo y después en la cárcel, Yosef podría haberle dado la espalda a Di-s, amargado y resentido contra El, pero vemos que Yosef no permitió que sus circunstancias afectasen a su fe.

B'resheet 41:26-31 Las siete vacas hermosas siete años son; y las espigas hermosas son siete años: el sueño es uno mismo. También las siete vacas flacas y feas que subían tras ellas, son siete años; y las siete espigas menudas y marchitas del Solano, siete años serán de hambre. Esto es lo que respondo á Faraón. Lo que Dios va á hacer, halo mostrado á Faraón. He aquí vienen siete años de grande hartura en toda la tierra de Egipto: Y levantarse han tras ellos siete años de hambre; y toda la hartura será olvidada en la tierra de Egipto; y el hambre consumirá la tierra; Y aquella abundancia no se echará de ver á causa del hambre siguiente, la cual será gravísima.

Di-s reveló de inmediato el significado del sueño a Yosef, que le explica confiadamente el futuro al Faraón.

B'resheet 41:32-36 Y el suceder el sueño á Faraón dos veces, significa que la cosa es firme de parte de Dios, y que Dios se apresura á hacerla. Por tanto, provéase ahora Faraón de un varón prudente y sabio, y póngalo sobre la tierra de Egipto. Haga esto Faraón, y ponga gobernadores sobre el país, y quinte la tierra de Egipto en los siete años de la hartura; Y junten toda la provisión de estos buenos años que vienen, y alleguen el trigo bajo la mano de Faraón para mantenimiento de las ciudades; y guárdenlo. Y esté aquella provisión en depósito para el país, para los siete años del hambre que serán en la tierra de Egipto; y el país no perecerá de hambre.

A continuación Yosef aconseja al Faraón cómo enfrentarse con el hambre que va a asolar al país.