B'resheet (Génesis) Capítulo 44

B'resheet 44:1-5 Y MANDO José al mayordomo de su casa, diciendo: Hinche los costales de aquestos varones de alimentos, cuanto pudieren llevar, y pon el dinero de cada uno en la boca de su costal: Y pondrás mi copa, la copa de plata, en la boca del costal del menor, con el dinero de su trigo. Y él hizo como dijo José. Venida la mañana, los hombres fueron despedidos con sus asnos. Habiendo ellos salido de la ciudad, de la que aun no se habían alejado, dijo José á su mayordomo: Levántate, y sigue á esos hombres; y cuando los alcanzares, diles: ¿Por qué habéis vuelto mal por bien? ¿No es ésta en la que bebe mi señor, y por la que suele adivinar? habéis hecho mal en lo que hicisteis.

Sin duda hace uso de la adivinación. Es posible que el comentario que hizo el mayordomo lo hiciese para confundir a los hermanos. Recuerde el lector que ellos creían aún que Yosef era un egipcio. Cada vez que Di-s le reveló algo a Yosef lo hizo por medio de sueños.

La adivinación está totalmente prohibida en la Biblia.

Deuteronomio 18:9-12 Cuando hubieres entrado en la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás á hacer según las abominaciones de aquellas gentes. No sea hallado en ti quien haga pasar su hijo ó su hija por el fuego, ni practicante de adivinaciones, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, Ni fraguador de encantamentos, ni quien pregunte á pitón, ni mágico, ni quien pregunte á los muertos. Porque es abominación á Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios las echó de delante de ti.

B'resheet 44:6-13 Y como él los alcanzó, díjoles estas palabras. Y ellos le respondieron: ¿Por qué dice mi señor tales cosas? Nunca tal hagan tus siervos. He aquí, el dinero que hallamos en la boca de nuestros costales, te lo volvimos á traer desde la tierra de Canaán; ¿cómo, pues, habíamos de hurtar de casa de tu señor plata ni oro? Aquel de tus siervos en quien fuere hallada la copa, que muera, y aun nosotros seremos siervos de mi señor. Y él dijo: También ahora sea conforme á vuestras palabras; aquél en quien se hallare, será mi siervo, y vosotros seréis sin culpa. Ellos entonces se dieron prisa, y derribando cada uno su costal en tierra, abrió cada cual el costal suyo. Y buscó; desde el mayor comenzó, y acabó en el menor; y la copa fué hallada en el costal de Benjamín. Entonces ellos rasgaron sus vestidos, y cargó cada uno su asno, y volvieron á la ciudad.

Dejadle morir y también nosotros nos convertiremos en esclavos de su señor. Los hermanos se sienten seguros de no haber hecho nada malo, no siendo conscientes de que estaban siendo víctimas de una falsa incriminación.

B'resheet 44:14-15 Y llegó Judá con sus hermanos á casa de José, que aun estaba allí, y postráronse delante de él en tierra. Y díjoles José: ¿Qué obra es esta que habéis hecho? ¿no sabéis que un hombre como yo sabe adivinar?

Esta era una de las creencias de los egipcios lo cual no significa que Yosef la practicase, aunque todavía estaba intentando disfrazarse.

B'resheet 44:16-17 Entonces dijo Judá: ¿Qué diremos á mi señor? ¿qué hablaremos? ¿ó con qué nos justificaremos? Dios ha hallado la maldad de tus siervos: he aquí, nosotros somos siervos de mi señor, nosotros, y también aquél en cuyo poder fué hallada la copa. Y él respondió: Nunca yo tal haga: el varón en cuyo poder fué hallada la copa, él será mi siervo; vosotros id en paz á vuestro padre.

¿Cómo podemos justificarnos a nosotros mismos? No podemos justificarnos ante Yeshua como tampoco ellos pudieron justificarse a sí mismos ante Yosef.

Isaias 53:11 Del trabajo de su alma verá y será saciado; con su conocimiento justificará mi siervo justo á muchos, y él llevará las iniquidades de ellos.

Solo podemos ser justificados por aquel que llevó nuestros pecados: Yeshua Ha Mashiach, el siervo justo de Di-s.

Di-s ha descubierto la iniquidad de tus siervos. Ellos estaban convencidos de que Di-s les está tratando de ese modo porque ellos habían vendido a Yosef como esclavo años antes.