B'resheet (Génesis) Capítulo 47 (Continuado)

B'resheet 47:20-26 Entonces compró José toda la tierra de Egipto para Faraón; pues los Egipcios vendieron cada uno sus tierras, porque se agravó el hambre sobre ellos: y la tierra vino á ser de Faraón. Y al pueblo hízolo pasar á las ciudades desde el un cabo del término de Egipto hasta el otro cabo. Solamente la tierra de los sacerdotes no compró, por cuanto los sacerdotes tenían ración de Faraón, y ellos comían su ración que Faraón les daba: por eso no vendieron su tierra. Y José dijo al pueblo: He aquí os he hoy comprado y á vuestra tierra para Faraón: ved aquí simiente, y sembraréis la tierra. Y será que de los frutos daréis el quinto á Faraón, y las cuatro partes serán vuestras para sembrar las tierras, y para vuestro mantenimiento, y de los que están en vuestras casas, y para que coman vuestros niños. Y ellos respondieron: La vida nos has dado: hallemos gracia en ojos de mi señor, y seamos siervos de Faraón. Entonces José lo puso por fuero hasta hoy sobre la tierra de Egipto, señalando para Faraón el quinto; excepto sólo la tierra de los sacerdotes, que no fué de Faraón.

Yosef los compró por precio, lo mismo que hizo Yeshua, que nos compró con su sangre salvando nuestras vidas espirituales para la eternidad, de modo que ahora nosotros le servimos a El y, por lo tanto, al Padre.

En el futuro los egipcios se convertirán en siervos de Yeshua.

Isaias 19:16-25 En aquel día serán los Egipcios como mujeres; porque se asombrarán y temerán, en la presencia de la mano alta de Jehová de los ejércitos, que él ha de levantar sobre ellos. Y la tierra de Judá será de espanto á Egipto; todo hombre que de ella se acordare se asombrará, por causa del consejo que Jehová de los ejércitos acordó sobre aquél. En aquel tiempo habrá cinco ciudades en la tierra de Egipto que hablen la lengua de Canaán, y que juren por Jehová de los ejércitos: una será llamada la ciudad Herez. En aquel tiempo habrá altar para Jehová en medio de la tierra de Egipto, y el trofeo de Jehová junto á su término. Y será por señal y por testimonio á Jehová de los ejércitos en la tierra de Egipto: porque á Jehová clamarán á causa de sus opresores, y él les enviará salvador y príncipe que los libre. Y Jehová será conocido de Egipto, y los de Egipto conocerán á Jehová en aquel día; y harán sacrificio y oblación; y harán votos á Jehová, y los cumplirán. Y herirá á Egipto, herirá y sanará; y se convertirán á Jehová, y les será clemente, y los sanará. En aquel tiempo habrá una calzada de Egipto á Asiria, y Asirios entrarán en Egipto, y Egipcios en Asiria; y los Egipcios servirán con los Asirios á Jehová. En aquel tiempo, Israel será tercero con Egipto y con Asiria; será bendición en medio de la tierra; Porque Jehová de los ejércitos los bendecirá, diciendo: Bendito el pueblo mío Egipto, y el Asirio obra de mis manos, é Israel mi heredad.

La lengua de Kena'an será el hebreo.

Entonces reinaremos en la tierra con Yeshua como sacerdotes. A los sacerdotes se les daba una parcela de tierra como una asignación del Faraón y también nosotros tenemos una asignación del Padre, que se conoce como la Nueva Yerushalayim (Jerusalén).

Apocalipsis 5:10-11 Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. Y miré, y oí voz de muchos ángeles alrededor del trono, y de los animales, y de los ancianos; y la multitud de ellos era millones de millones,

Apocalipsis 21:2-4 Y yo Juan vi la santa ciudad, Jerusalem nueva, que descendía del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo Dios será su Dios con ellos. Y limpiará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y la muerte no será más; y no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor: porque las primeras cosas son pasadas.

Romanos 8:16-17 Porque el mismo Espíritu da testimonio á nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios, y coherederos de Cristo; si empero padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.

B'resheet 47:27-31 Así habitó Israel en la tierra de Egipto, en la tierra de Gosén; y aposesionáronse en ella, y se aumentaron, y multiplicaron en gran manera. Y vivió Jacob en la tierra de Egipto diecisiete años: y fueron los días de Jacob, los años de su vida, ciento cuarenta y siete años. Y llegáronse los días de Israel para morir, y llamó á José su hijo, y le dijo: Si he hallado ahora gracia en tus ojos, ruégote que pongas tu mano debajo de mi muslo, y harás conmigo misericordia y verdad; ruégote que no me entierres en Egipto; Mas cuando durmiere con mis padres, llevarme has de Egipto, y me sepultarás en el sepulcro de ellos. Y él respondió: Yo haré como tú dices. Y él dijo: Júramelo. Y él le juró. Entonces Israel se inclinó sobre la cabecera de la cama.

Ellos adquirieron propiedades en Egipto, dieron mucho fruto y fueron muy numerosos. Mientras los egipcios estaban siendo devastados por el hambre y vendiendo todo lo que tenían al Faraón a cambio de alimento, el Pueblo de Israel estaba prosperando y Di-s continua bendiciéndoles durante este tiempo tan difícil.

Debajo de mi muslo, na yadecha en hebreo. Vemos que esta expresión se usó en relación con Avraham y su siervo en B'resheet 24:1-4. El valor numérico de las dos palabras: na yeadecha es 85. Los sabios dicen que Avraham le pidió a Eliezer que jurase por su b'rit milah (circuncisión). El valor numérico de milah es 85. La circuncisión es una señal del pacto establecido entre Di-s y Abraham y, por lo tanto, era preciso que el siervo colocase su mano sobre la señal de ese pacto y que jurase Su alianza a Avraham y a Di-s. Ya'akov le está pidiendo a Yosef que haga lo mismo aquí, que jure por la señal del pacto.

De nuevo Ya'akov es llevado a Egipto y luego se tiene que marchar, siendo un hombre de edad ya avanzada y también es un "símbolo" que apunta al Mesías. En contraste, Yeshua cuando no era más que un pequeño bebé más adelante es llevado a Egipto por Yosef para protegerle del peligro y posteriormente vuelve a llevarle de nuevo a Israel, cosa que se realiza gracias a la fidelidad de Yosef.

Mateo 2:13 -15 Y partidos ellos, he aquí el ángel del Señor aparece en sueños á José, diciendo: Levántate, y toma al niño y á su madre, y huye á Egipto, y estáte allá hasta que yo te lo diga; porque ha de acontecer, que Herodes buscará al niño para matarlo. Y él despertando, tomó al niño y á su madre de noche, y se fué á Egipto; Y estuvo allá hasta la muerte de Herodes: para que se cumpliese lo que fué dicho por el Señor, por el profeta que dijo: De Egipto llamé á mi Hijo.

Oseas 11:1 CUANDO Israel era muchacho, yo lo amé, y de Egipto llamé á mi hijo.

Mateo 2:19-20 Mas muerto Herodes, he aquí el ángel del Señor aparece en sueños á José en Egipto, Diciendo: Levántate, y toma al niño y á su madre, y vete á tierra de Israel; que muertos son los que procuraban la muerte del niño.