B'resheet (Génesis) Capítulo 48 (Continuado)

B'resheet 48:5-7 Y ahora tus dos hijos Ephraim y Manasés, que te nacieron en la tierra de Egipto, antes que viniese á ti á la tierra de Egipto, míos son; como Rubén y Simeón, serán míos: Y los que después de ellos has engendrado, serán tuyos; por el nombre de sus hermanos serán llamados en sus heredades. Porque cuando yo venía de Padan-aram, se me murió Rachêl en la tierra de Canaán, en el camino, como media legua de tierra viniendo á Ephrata; y sepultéla allí en el camino de Ephrata, que es Bethlehem.

Efrayim y M'nasheh me pertenecerán. Ya'akov adopta a los dos hijos de Yosef, habiendo recibido una doble porción de la herencia como el primogénito de su madre. Esta doble porción debería de haber ido a Rubén, pero eso es algo acerca de lo cual hablaremos con más detalle en un próximo capítulo.

B'resheet 48:8-9 Y vió Israel los hijos de José, y dijo: ¿Quiénes son éstos? Y respondió José á su padre: Son mis hijos, que Dios me ha dado aquí. Y él dijo: Allégalos ahora á mí, y los bendeciré.

Ya'akov muestra preocupación por sus hijos y por sus nietos.

Mishlei (Proverbios) 13:21-22 Pero los justos serán premiados con el bien. La herencia del bueno alcanzará a los hijos de sus hijos. (Reina Valera 1995)

B'resheet 48:10-12 Y los ojos de Israel estaban tan agravados de la vejez, que no podía ver. Hízoles, pues, llegar á él, y él los besó y abrazó. Y dijo Israel á José: No pensaba yo ver tu rostro, y he aquí Dios me ha hecho ver también tu simiente. Entonces José los sacó de entre sus rodillas, é inclinóse á tierra.

Para entonces los ojos de Israel estaban nublados por la avanzada edad de modo que no podía ver y al igual que su padre Yitz'chak (Isaac), Ya'akov (Jacob) había perdido la vista al hacerse viejo.

B'resheet 48:13-16 Y tomólos José á ambos, Ephraim á su diestra, á la siniestra de Israel; y á Manasés á su izquierda, á la derecha de Israel; é hízoles llegar á él. Entonces Israel extendió su diestra, y púsola sobre la cabeza de Ephraim, que era el menor, y su siniestra sobre la cabeza de Manasés, colocando así sus manos adrede, aunque Manasés era el primogénito. Y bendijo á José, y dijo: El Dios en cuya presencia anduvieron mis padres Abraham é Isaac, el Dios que me mantiene desde que yo soy hasta este día, El Angel que me liberta de todo mal, bendiga á estos mozos: y mi nombre sea llamado en ellos, y el nombre de mis padres Abraham é Isaac: y multipliquen en gran manera en medio de la tierra.

El ANGEL que me ha redimido de todo mal. Solo Di-s mismo puede redimirnos, ningún ángel corriente puede hacerlo.

Ya'akov afirma que el ángel o era otro que el Señ-r Di-s Todopoderoso.

B'resheet 48:17-19 Entonces viendo José que su padre ponía la mano derecha sobre la cabeza de Eprhaim, causóle esto disgusto; y asió la mano de su padre, para mudarla de sobre la cabeza de Ephraim á la cabeza de Manasés. Y dijo José á su padre: No así, padre mío, porque éste es el primogénito; pon tu diestra sobre su cabeza. Mas su padre no quiso, y dijo: Lo sé, hijo mío, lo sé: también él vendrá á ser un pueblo, y será también acrecentado; pero su hermano menor será más grande que él, y su simiente será plenitud de gentes.

Efrayim ocupa realmente un puesto destacado y posteriormente se convierte en el designado por las diez tribus del norte. (Isa. 7:2,5,9,17; Oseas 9:3-16)

Esta no es la primera vez que HaShem ha escogido al menor en lugar de escoger al mayor.

Ejemplo: Yitz'chak (Isaac) en lugar de Yishma'el (Ismael). Ya'akov en lugar de Esav (Esaú)

B'resheet 48:20 Y bendíjolos aquel día, diciendo: En ti bendecirá Israel, diciendo: Póngate Dios como á Ephraim y como á Manasés. Y puso á Ephraim delante de Manasés.

En la actualidad sigue siendo costumbre que los padres bendigan a sus hijos en Shabbat y en las Fiestas. La bendición tradicional para los niños es:

Y'sim'cha elohim k'Efrayim v'chi-M'nasheh

Que Di-s te bendiga y te haga como Efrayim (Efraín) y M'nasheh (Manases).

B'resheet 48:21-22 Y dijo Israel á José: He aquí, yo muero, mas Dios será con vosotros, y os hará volver á la tierra de vuestros padres. Y yo te he dado á ti una parte sobre tus hermanos, la cual tomé yo de mano del Amorrheo con mi espada y con mi arco.

El Mesías había de regresar un día de Egipto a Israel para morir también, pero un día regresará con los suyos.