B'resheet (Génesis) Capítulo 50

B'resheet 50:1-3 ENTONCES se echó José sobre el rostro de su padre, y lloró sobre él, y besólo. Y mandó José á sus médicos familiares que embalsamasen á su padre: y los médicos embalsamaron á Israel. Y cumpliéronle cuarenta días, porque así cumplían los días de los embalsamados, y lloráronlo los Egipcios setenta días.

Parece ser que los médicos egipcios convirtieron el cuerpo de Israel en una momia y que también lloraron por él. Yosef se encargó de que los médicos realizasen el embalsamamiento en lugar de que lo hiciesen los sacerdotes egipcios. Esto fue probablemente con el fin de evitar que se incorporase ningún ritual religioso al proceso, lo cual debió de ser toda una transformación.

La letra que corresponde a este capítulo es la Vav, completar, redención y transformación.

B'resheet 50:4-14 Y pasados los días de su luto, habló José á los de la casa de Faraón, diciendo: Si he hallado ahora gracia en vuestros ojos, os ruego que habléis en oídos de Faraón, diciendo: Mi padre me conjuró diciendo: He aquí yo muero; en mi sepulcro que yo cavé para mí en la tierra de Canaán, allí me sepultarás; ruego pues que vaya yo ahora, y sepultaré á mi padre, y volveré. Y Faraón dijo: Ve, y sepulta á tu padre, como él te conjuró. Entonces José subió á sepultar á su padre; y subieron con él todos los siervos de Faraón, los ancianos de su casa, y todos los ancianos de la tierra de Egipto. Y toda la casa de José, y sus hermanos, y la casa de su padre: solamente dejaron en la tierra de Gosén sus niños, y sus ovejas y sus vacas. Y subieron también con él carros y gente de á caballo, é hízose un escuadrón muy grande. Y llegaron hasta la era de Atad, que está á la otra parte del Jordán, y endecharon allí con grande y muy grave lamentación: y José hizo á su padre duelo por siete días. Y viendo los moradores de la tierra, los Cananeos, el llanto en la era de Atad, dijeron: Llanto grande es este de los Egipcios: por eso fué llamado su nombre Abelmizraim, que está á la otra parte del Jordán. Hicieron, pues, sus hijos con él, según les había mandado: Pues lleváronlo sus hijos á la tierra de Canaán, y le sepultaron en la cueva del campo de Macpela, la que había comprado Abraham con el mismo campo, para heredad de sepultura, de Ephrón el Hetheo, delante de Mamre. Y tornóse José á Egipto, él y sus hermanos, y todos los que subieron con él á sepultar á su padre, después que le hubo sepultado.

Este fue un grupo muy numeroso de gente. No solamente viajaron la familia, convertida entonces en una tribu, sino muchos egipcios viajaron también a la Tierra Prometida para hacer duelo por la muerte de este gran hombre y padre de una nación.

Observó siete días de duelo, lo cual es la tradición judía de "Shiva" que procede de la palabra hebrea siete porque el pueblo judío aún sigue observando siete días de duelo.

B'resheet 50:15-17 Y viendo los hermanos de José que su padre era muerto, dijeron: Quizá nos aborrecerá José, y nos dará el pago de todo el mal que le hicimos. Y enviaron á decir á José: Tu padre mandó antes de su muerte, diciendo: Así diréis á José: Ruégote que perdones ahora la maldad de tus hermanos y su pecado, porque mal te trataron: por tanto ahora te rogamos que perdones la maldad de los siervos del Dios de tu padre. Y José lloró mientras hablaban.

Fíjese que dice que es el padre el que hace la petición por ellos y que solamente se le concede después de haberlo pedido. Los hermanos de Yosef usan la muerte de su padre como un medio para obtener el perdón de Yosef. En este caso, el Padre por medio de su muerte se convierte en el mediador por los pecados de ellos. En contraste, Yeshua se convierte, por medio de su muerte, en nuestro mediador ante el Padre por nuestros pecados.

Hebreos 9:15-18 Así que, por eso es mediador del nuevo testamento, para que interviniendo muerte para la remisión de las rebeliones que había bajo del primer testamento, los que son llamados reciban la promesa de la herencia eterna. Porque donde hay testamento, necesario es que intervenga muerte del testador. Porque el testamento con la muerte es confirmado; de otra manera no es válido entre tanto que el testador vive. De donde vino que ni aun el primero fué consagrado sin sangre.

B'resheet 50:18-21 Y vinieron también sus hermanos, y postráronse delante de él, y dijeron: Henos aquí por tus siervos. Y respondióles José: No temáis: ¿estoy yo en lugar de Dios? Vosotros pensasteis mal sobre mí, mas Dios lo encaminó á bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener en vida á mucho pueblo. Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré á vosotros y á vuestros hijos. Así los consoló, y les habló al corazón.

Lo que le sucedió a Yosef tuvo un propósito para bien y sucedió con el fin de preservar la vida. Cuando Yeshua regrese e Israel le vea cara a cara, no tendrá el pasado ni el pasado rechazo de ellos como algo que usar en contra de sus hermanos en ese momento futuro. También él supo que lo que le sucedió tenía como propósito ser para bien de la humanidad y para que pudieran ser completados y a fin de poder preservar un pueblo para su reino en lo alto y más adelante Su reino descenderá a la tierra.

Apocalipsis 5:9-10 Y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro, y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y nos has redimido para Dios con tu sangre, de todo linaje y lengua y pueblo y nación; Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.

B'resheet 50:22-26 Y estuvo José en Egipto, él y la casa de su padre: y vivió José ciento diez años. Y vió José los hijos de Ephraim hasta la tercera generación: también los hijos de Machîr, hijo de Manasés, fueron criados sobre las rodillas de José. Y José dijo á sus hermanos: Yo me muero; mas Dios ciertamente os visitará, y os hará subir de aquesta tierra á la tierra que juró á Abraham, á Isaac, y á Jacob. Y conjuró José á los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitará, y haréis llevar de aquí mis huesos. Y murió José de edad de ciento diez años; y embalsamáronlo, y fué puesto en un ataúd en Egipto.

Nacido en las rodillas de Yosef, criado sobre sus rodillas, que son maneras de decir que fue un abuelo cariñoso.

Llevaréis mis huesos de aquí. Cuando los israelíes se marcharon de Egipto mantuvieron la promesa que le habían hecho a Yosef.

Exodo 13:19 Tomó también consigo Moisés los huesos de José, el cual había juramentado á los hijos de Israel, diciendo: Dios ciertamente os visitará, y haréis subir mis huesos de aquí con vosotros.

El fue embalsamado y también a Yosef le convirtieron en una momia, que es otra transformación.