B'resheet (Génesis) Capítulo 5

B'resheet 5:1-2 Este es el libro de los descendientes de Adán. El día en que creó Di-s al hombre, a semejanza de Di-s lo hizo. Hombre y mujer los creó; y los bendijo, y les puso por nombre Adán el día que fueron creados.

El cinco es el número de la misericordia o la gracia así como del Espíritu de Di-s. Debiéramos de estar siempre abiertos al Espíritu y a todo cuanto pueda desear que hagamos cada día.

Al leer la lista de nombres de este capítulo veremos que se mencionan a 8 personas como personas que murieron. Cada uno de los nombres de estas personas se mencionan cinco veces. Interesante, ¿no?

Varón y hembra. Solo el varón y la hembra pueden reproducirse, eso para los que intentan favorecer los estilos de vida alternativos es una manera de controlar la población y es posible que sea un programa de control. El obligar a la aceptación de este estilo de vida no tiene nada que ver con interesarse por los demás. Los niños son una bendición de El. El decir la verdad acerca del pecado, si se hace con el debido espíritu es interesarse por los demás, tanto si les gusta como si no, pero la verdad está comenzando a ser algo a lo que se le llama intolerancia. Si hemos de ser sinceros, la verdadera intolerancia es la que se manifiesta en contra de la Biblia o en contra de aquellos que creen en su interpretación literal. Yo usaría su misma táctica y les acusaría a ellos de Biblofobia o incluso podríamos decir fobia contra aquellas personas que creen lo que afirma la Biblia. La hipocresía abunda en una sociedad, que en su mayor parte no quiere tener nada que ver con el Di-s verdadero o Su Palabra. El no puede continuar bendiciendo a este país si nosotros no somos dignos de esas bendiciones. Si continuamos deshonrando a Di-s y tenemos leyes que obligan a otros a perdonar semejantes acciones, que son contrarias a lo que la Palabra claramente afirma. No podemos esperar ser una nación bendecida por HaShem si se nos castiga por decir la verdad. ¿Qué será lo próximo que nos van a obligar a aceptar? ¿Tal vez la pedofilia?

Di-s nos ama a nosotros, pero odia el pecado en nuestras vidas. A Adonai no le preocupa lo que el hombre piense acerca de lo que es el bien y el mal. Si no existe el bien o el mal o si llamamos bien a lo que está mal eso tendrá unas consecuencias. Poco importa si lo creemos o no. El Padre instruye al niño con el fin de protegerle. Si sus acciones no pueden estar mal no habría necesidad alguna del arrepentimiento ni tendríamos necesidad de un Salvador. Los estilos de vida alternativos están colocando a esa otra persona o al sexo con esa otra persona en primer lugar en su vida, por encima de Di-s y Su voluntad y Su protección para usted. Si usted no es creyente eso es otra cosa, pero si el creyente continúe con un comportamiento tan pecaminoso significa que no solo se perjudica a sí miso, sino que están haciendo daño a Di-s y ha perdido su primer amor.

Actualmente están hallando maneras para que aquellos que viven de este modo, sumidos en el pecado, puedan tener hijos. Pero existen graves consecuencias para aquellos que están llevando a estos pequeños por el camino equivocado.

Mat. 18:5-7 "Y cualquiera que recibas en mi nombre a un niño como este, a mí me recibe. A cualquiera que haga tropezar a algunos de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se colgara al cuello una piedra de molino de asno y que se hundiera en lo profundo del mar. ¡Ay del mundo por los tropiezos! Es necesario que vengan tropiezos pero ¡ay de aquel hombre por quien viene el tropiezo!

Un día las cosas serán tan espantosas que será una bendición no tener hijos. Llegará el día en que no podremos enseñar a nuestros hijos lo que la Palabra dice que está bien. ¿Nos encontramos muy lejos de ese día?

Los pasajes de las Escrituras en contra de los estilos de vida alternativos son: Gén. 19:5; 1 Cor 6:9-10; Rom. 1; 1 Timoteo 1:8-11 y el libro de Judas.

Yeshua no vino por causa de los justos, sino para llamar a los pecadores al arrepentimiento y arrepentirse significa abandonar nuestro pecado. Si no lo hace usted estará usted viviendo en pecado y le costará a usted trabajo abandonarlo, pero....las Escrituras afirman:

"Y esto erais algunos de vosotros, pero ya habéis sido lavados [limpiados de pecado, lo cual implica arrepentimiento], ya habéis sido santificados [apartados para Di-s con el fin de rechazar el anterior estilo de vida pecaminoso]..." 1 Corintios 6:11

Continúa diciendo:

1 Cor 6:18-20 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; pero el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Ruach HaKodesh (el Espíritu SANTO), el cual está en vosotros, el cual habéis recibido de Di-s, y que no sois vuestros?, pues habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Di-s en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Di-s.

¿Significa esto que los creyentes son ahora perfectos? Por supuesto que no, pero debemos de ser apartados y nuestro objetivo final es la perfección. ¿Quién era la perfección?

Hemos de huir del pecado habitual y continuar creciendo en el Mesías. Aún seguiremos cometiendo equivocaciones, ¡ya lo creo que sí! Y además es algo que no podemos conquistar por nosotros solos. Debemos de continuar siendo "como el Mesías". El es la perfección y el ejemplo que nosotros debemos de seguir porque solos nada podemos hacer.

Zacarías 4:6 "... 'No con ejército, ni con fuerza, sino con Mí espíritu" ha dicho el SEÑ-R de los ejércitos".

Debemos de someternos a Di-s por medio del poder del Espíritu. Permita usted que Su Espíritu obre por medio de usted y que conquiste al pecado en su vida. Confíe usted en Su poder para vencer. El también dijo que proveería la manera de que pudiésemos escapar de toda la idolatría.

1 Cor 10:1-13 No quiero que ignoréis, hermanos, que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube, y todos pasaron el mar; que todos, en unión con Moisés, fueron bautizados en la nube y en el mar, todos comieron el mismo alimento espiritual y todos bebieron la misma bebida espiritual. Porque bebían de la roca espiritual que los seguía. Esa roca era Cristo (el Mesías). Pero de la mayoría de ellos no se agradó Di-s, por lo cual quedaron tendidos en el desierto. Estas cosas sucedieron como ejemplos para nosotros, para que no codiciemos cosas malas, como ellos codiciaron. Ni seáis idólatras, como algunos de ellos, según está escrito: "Se sentó el pueblo a comer y a beber, y se levantó a jugar." Ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil. Ni tentemos al Señ-r, como también algunos de ellos lo tentaron, y perecieron por las serpientes. Ni murmuréis, como algunos de ellos murmuraron, y perecieron por mano del destructor. Todas estas cosas les acontecieron como ejemplo, y están escritas para amonestarnos a nosotros, que vivimos en estos tiempos finales. Así que el que piensa estar firme, mire que no caiga. No os ha sobrevenido ninguna prueba que no sea humana; pero fiel es Di-s, que no os dejará ser probados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la prueba la salida, para que podáis soportarla.

B'resheet 5:3 Vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y le puso por nombre Set. (Seth).

A su semejanza. Aquí vemos que la Palabra de Di-s está una vez más rebatiendo la evolución. En los versículos 1 y 2 nos enteramos de que Di-s creó al Hombre a Su imagen. Fíjese usted en que aquí se nos dice que el hijo de Adán fue hecho en la imagen de ADAN, no que evolucionaran y se convirtiesen en criaturas diferentes, esto es algo que se transmite generación tras generación.

¿Qué es lo que se ha vuelto diferente en los hijos de Adán en relación con el momento en que nació Adán? Es algo que podemos podemos ver en nuestros hijos, cuando nacen y nosotros los criamos.

¿Por qué fue su hijo y las próximas generaciones creadas en la imagen de Adán? ¿Por qué no fuimos ya creados a imagen de Di-s?

Algo cambió. Después de Adán todos nacimos universalmente en pecado. Di-s le había advertido a Adán que si comía del fruto ciertamente moriría y esto no era una mentira porque Adán murió espiritualmente ese mismo día. Todos los descendientes, a partir de ese momento, nacieron espiritualmente muertos como Adán. Esto es algo que se transmite generación tras generación.

Efe. 2:4-7 Pero Di-s, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros MUERTOS en pecados, nos dio vida juntamente con el Mesías (por gracia sois salvos). Juntamente con El nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con el Mesías Yeshua.

Si usted no sabe personalmente que nació usted espiritualmente muerto no habría motivo alguno para que nosotros confiásemos en Su muerte a nuestro favor. Es preciso que todos universalmente nos demos cuenta, en algún momento de nuestra vida, de que estamos personalmente muertos, desde el punto de vista espiritual. Es preciso que entendamos esto a fin de que podamos estar vivos de nuevo. ¿Cómo? Solo por medio del Mesías Yeshua. Si fuese algo que nosotros pudiésemos realizar nosotros mismos no hubiese habido necesidad de que el Mesías muriese por nosotros. Hubiera sido una insensatez que HaShem hubiese enviado a Su hijo a morir si había alguna otra manera de conseguirlo. SOLO Yeshua HaMashiach podía deshacer lo que había sido hecho y solo El puede ofrecer lo que necesitamos nosotros a fin de poder resolver este problema. Es necesario que todos nazcamos de nuevo espiritualmente o, según la traducción literal, nacer "de lo alto". ¿Qué quiere decir esto? (Vea usted Juan 3).

B'resheet 5:4-5 Fueron los días de Adán después que engendró a Set (Seth) ochocientos años, y engendró hijos e hijas. Así que Adán vivió novecientos treinta años y murió.

Leyendo estos versículos nos damos cuenta de que las personas, desde los tiempos de Adán hasta los de Noé (Noah), vivían cientos de años antes del diluvio. Esto era debido a la bóveda de agua que rodeaba a la tierra antes del diluvio y que creaba un efecto de invernadero. Las temperaturas eran suaves durante el año entero. La bóveda también bloquearía los perjudiciales rayos ultravioletas, que es otro factor, que habría impedido que hubiese tantas enfermedades.

B'resheet 5:6-8 Vivió Set ciento cinco años, y engendró a Enós. Después que engendró a Henos, Set vivió ochocientos siete años, y engendró hijos e hijas. Así que todos los días de Set fueron novecientos doce años y murió.