B'resheet (Génesis) Capítulo 9

B'resheet 9:1 Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.

Este mandamiento fue primeramente dado a Adán y ahora se repite a Noé.

B'resheet 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

B'resheet 9:2-4 El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados. Todo lo que se mueve y vive, os será para mantenimiento: así como las legumbres y plantas verdes, os lo he dado todo. Pero carne con su vida, que es su sangre, no comeréis.

Da la impresión de que antes de este tiempo los animales no le temían a las personas y es a partir de entonces que el hombre se vuelve carnívoro, pero no debe de beber la sangre porque la vida está en la sangre. Esto también nos apunta a la idea de que hay vida eterna en la sangre de Su Hijo, a un nivel mucho mas elevado. Los paganos beben sangre, pero HaShem lo prohíbe. Antes lo hombres eran vegetarianos.

B'resheet 9:5-6 Porque ciertamente demandaré la sangre de vuestras vidas; de mano de todo animal la demandaré, y de mano del hombre; de mano del varón su hermano demandaré la vida del hombre. El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.

El hombre fue creado a la imagen de Di-s y es por este motivo que está prohibido matar a un hombre, ya sea un animal u otro hombre el que lo haga.

B'resheet 9:7 "Mas vosotros fructificad y multiplicaos; procread abundantemente en la tierra, y multiplicaos en ella".

Di-s repite el mandamiento.

B'resheet 9:8-17 Y habló Dios a Noé y a sus hijos con él, diciendo: He aquí que yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestros descendientes después de vosotros; y con todo ser viviente que está con vosotros; aves, animales y toda bestia de la tierra que está con vosotros, desde todos los que salieron del arca hasta todo animal de la tierra. Estableceré mi pacto con vosotros, y no exterminaré ya más toda carne con aguas de diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos: Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra. Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne. Estará el arco en las nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra. Dijo, pues, Dios a Noé: Esta es la señal del pacto que he establecido entre mí y toda carne que está sobre la tierra.

Este es el tercer pacto en el libro de B'resheet y se conoce como el pacto noéico.

Di-s establece este pacto con toda la humanidad y también con todos los animales. El promete que nunca más volverá a destruir la tierra con una inundación. Este es el primer pacto eterno en la Biblia.

Nota: Hay algunas personas que no creen que el diluvio fuese global, piensan que el diluvio de Noé fue local. Si tuviesen razón, Di-s sería un mentiroso. ¿Por qué? Porque ha habido muchas inundaciones locales desde que le dijo a Noé que NUNCA más volvería a destruir la tierra.

Di-s nos da una señal relacionada con este pacto y es el arco iris. :~) Cada vez que veamos un arco iris debemos recordar este acontecimiento y la promesa que hizo Di-s hace más de 4.500 años.

B'resheet 9:18-19 Y los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam y Jafet; y Cam es el padre de Canaán. Estos tres son los hijos de Noé, y de ellos fue llena toda la tierra.

Canaan fue el nieto de Noé y el hijo de Cam. Hablaremos más acerca de él en un momento.

Hechos 17:26 Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación.

Nosotros somos una misma sangre y una misma familia. Cada uno de nosotros, sin importar el color de la piel, sin importar si somos judíos o gentiles, ricos o pobres, todos somos descendientes de estos tres hijos de Noé.

B'resheet 9:20 Después comenzó Noé a labrar la tierra, y plantó una viña.

La vida en la tierra volvió a la normalidad.

B'resheet 9:21 Y bebió del vino, y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda.

La Toráh juntamente con toda la Biblia ilustra el hecho de que ninguno de nosotros somos perfectos y revela que estamos leyendo acerca de personas reales, cada una de ellas con sus debilidades humanas y que todos nosotros fracasamos en un momento u otro por causa de estas debilidades. Esto en contraste con nuestro Mesías que fue, es y siempre será la perfección en la carne. Nosotros, los que creemos en Yeshua, seguimos siendo considerados justos porque Su justicia nos ha sido imputada a nosotros.

Gálatas 3:6-9 Así Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia. Sabed, por tanto, que los que son de fe, éstos son hijos de Abraham. Y la Escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones. De modo que los de la fe son bendecidos con el creyente Abraham.

2 Corintios 5:20-21 Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

Como ve usted, en el momento apropiado, cuando todos estábamos impotentes, el Mesías murió por los impíos. Rara vez morirá nadie por un hombre injusto, aunque por un hombre bueno es posible que alguien se atreviese a morir, pero Di-s demuestra Su amor por nosotros en que siendo aún pecadores, el Mesías murió por nosotros.

B'resheet 9:22 Y Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre, y lo dijo a sus dos hermanos que estaban afuera.

Cam revela a sus hermanos la condición en que se encuentra Noé, que parece revelar la pérdida de respeto que siente Cam por su padre.

Habacuc 2:15 "!!Ay del que da de beber a su prójimo! !!Ay de ti, que le acercas tu hiel, y le embriagas para mirar su desnudez!

Proverbios 20:1 El vino es escarnecedor, la sidra alborotadora y cualquiera que por ellos yerra no es sabio.