EL ARCA DEL PACTO

Lea Ex 25:10-22; 37:1-9

El único mueble en el Lugar Santísimo era el Arca del Pacto.

El arca era una estructura semejante a una cómoda sobre la cual se colocaba el propiciatorio, que era la cubierta y a las dos juntas se hace referencia como el "Arca del Pacto", que estaba hecha de madera de acacia recubierta de oro. Era de 2 1/2 codos de largo, 1 1/2 codos de ancho y 1 1/2 codos de altura. Tenía una corona alrededor de la parte superior para asegurar el propiciatorio, que era una tapa de oro sólido colocada sobre el arca.

Tenía 2 querubines de oro en cada esquina. Las alas se extendían sobre el propiciatorio, mirándose el uno al otro y hacia abajo, en dirección al propiciatorio y representaban la gloria de Di-s.

El "propiciatorio" significa literalmente el "lugar de la Expiación" y recibe ese nombre porque era donde Di-s se manifestaba a efectos de la expiación.

El arca tenía 4 argollas de oro, 2 en cada uno, probablemente cerca de la base que servían para sujetar los palos cubiertos de oro que se usaban para trasportar el arca.

El arca contenía 3 objetos:

  1. La olla dorada del maná, para recordar a Israel la providencia de Di-s en el desierto.
  2. La vara de Aarón que reverdeció, como recordatorio de que Di-s había escogido el sacerdocio aarónico y la rebelión de las naciones frente a esta decisión. Solamente la vara de Aarón daba almendras. Israel debía aprender de este milagro que la familia de Aarón debía ser la familia que daría fruto en el servicio a Di-s, mientras que el resto de las familias no tendrían parte alguna en el ministerio sacerdotal. El sumo sacerdote es solo una figura del Mesías y debía ser conocido como el sacerdote que había de dar fruto para Di-s, todos los demás serían intrusos y, por lo tanto, serían rechazados.
  3. Las tablas del pacto son las tablas de piedra con los mandamientos sobre ellas, dadas por Di-s para el bienestar de las naciones.

El "Lugar Santísimo" era un lugar que estaba prohibido para todos y solo le estaba permitida la entrada una vez al año, en Yom Kippur (el Día de la Expiación), al Sumo Sacerdote.

Los otros útiles requerían que los sacerdotes realizasen las funciones diarias y semanales relacionados con ellos y simbolizaban los diferentes ministerios de Yeshua.

Exodo 37:3-5 Hízole además de fundición cuatro anillos de oro á sus cuatro esquinas; en el un lado dos anillos y en el otro lado dos anillos. Hizo también las varas de madera de Sittim, y cubriólas de oro. Y metió las varas por los anillos á los lados del arca, para llevar el arca.

El arca es una figura de Yeshua HaMashiach como el Hijo perfecto de Di-s y al mismo tiempo hombre perfecto. La madera representa Su humanidad y el oro, tanto en el interior como en el exterior del arca representa Su deidad. En El habita la ley de Di-s que es perfecta (las tablas de piedra), totalmente el sacerdocio de Di-s (la vara de Aarón) y el abundante pan de Di-s (Maná). El suyo es el "propiciatorio" de Di-s, el lugar de la expiación y Di-s se encuentra con el pecador en Yeshua HaMashiach. A Yeshua se le llama la "propiciación" en Romanos 3:25 entendiéndose que es el mismo que el propiciatorio. La expresión (en inglés) "asiento de misericordia" significa "propiciatorio" (expiación). Nosotros acudimos a Yeshua, tanto por ser nuestro Sumo Sacerdote como por ser nuestro "propiciatorio", para poder confesar nuestras faltas y recibir de nuevo la limpieza gracias a Su preciosa sangre. La misericordia abunda allí y cumple con todos los requisitos de la justicia.

El Arca tenía argollas en los laterales, dos en cada uno, para poder trasportarla, que simbolizan las manos y los pies de Yeshua con los cuatro agujeros que le hicieron en su cuerpo para clavarle al madero. La apertura del Arca representaba la herida en Su costado, pero además el Arca era donde residía el juicio sobre Israel y los Sacerdotes tenían que hacer expiación por el pecado por medio del derramamiento de sangre. En el mismo sentido, El es nuestro juez y juzgará a todos. La presencia del Arca no solo vino a Israel, sino a otras naciones como los filisteos, lo cual simbolizaba que nuestro Señ-r no solo vino para salvar a los perdidos de la nación de Israel, sino también a los perdidos de los gentiles.

Juan 18:4-6 Empero Jesús, sabiendo todas las cosas que habían de venir sobre él, salió delante, y díjoles: ¿A quién buscáis? Respondiéronle: A Jesús Nazareno. Díceles Jesús; Yo soy (Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.) Y como les dijo, Yo soy, volvieron atrás, y cayeron en tierra.

Es aquí donde El declara su gran "Yo soy" y nos recuerda a los filisteos, que cayeron muertos ante el Arca. El Ruach HaKodesh (Di-s, el Espíritu Santo) habitó sobre el propiciatorio.

Hablaremos con más detalle acerca del arca en el estudio del "Día de la Expiación".